Que es el ozono

El ozono es un gas presente en el aire pero que también se puede generar “in situ”.  Su generación surge a raíz de la aplicación de diversas técnicas para transformar el O2 en O3.

Es un potente desinfectante utilizado desde hace muchos años tanto diluido en agua (agua ozonizada) como en el aire.

Desinfectante potente 

El ozono es un desinfectante potente y así lo avala la OMS.

La OMS ha determinado la cantidad de microorganismos que no es recomendable que se pase en el aire por los riegos que podría tener para el ser humano. También, reconoce la OMS al ozono como el desinfectante más potente para la mayor parte de microorganismos.

En dicho documento la OMS detalla incluso las concentraciones. Con una concentración de 0,1-0,2 mg/l.min el ozono consigue una inactivación del 99% de los rotavirus, polio-virus en agua. Este virus perteneciente al grupo 4 de Coronavirus.

Los CoVi o coronavirus son una extensa familia de virus. Algunos afectan a ser humano con afecciones que van desde un simple resfriado u otras de mayor importancia. Como, por ejemplo, es el caso del Síndrome Respiratorio Severo (SARS) y las conocidas del CoVi 19

Organización Mundial de la Salud (OMS), la EPA (US Environmental Protection Agency) y la ECHA (La Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas) – Unión Europea (UE), contemplan el uso del ozono como desinfectante.

De eficacia comprobada en diversos estudios a lo largo de décadas, el ozono es un biocida desinfectante incluido en: 

  • Reglamento (UE) nº 528/2012, Reglamento de productos biocidas (BPR). Está incluido en los Artículos 93/95, para los tipos de productos 2, 4, 5 y 11.
  • Norma española UNE-EN 1278:1999 de productos químicos utilizados en el tratamiento del agua destinada a consumo humano: Ozono, transposición de la Norma Europea EN 1278 de septiembre de 1998.

 

  • Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero

 

  • Norma española UNE 400-201-94, recomendaciones de seguridad en generadores de ozono para tratamiento de aire.

Cañones de ozono, generadores de ozono en concentraciones elevadas

Es preciso indicar que, como cualquier biocida, la eficacia del ozono depende de su correcta aplicación.  Los cañones de ozono tienen un efecto bactericida, viricida y fungicida.

Hemos de tener en cuenta que el ozono, dependiendo de su concentración, puede tener uso desinfectante-bactericida.

  • En concentraciones más altas que requieren un uso adecuado (se precisa formación)
  • Con una concentración baja de ozono, pueden tener un uso a nivel de eliminación de olor o bien para ionizar el aire (también con concentración mínima).

Actualmente, se recomienda la utilización de generadores de ozono en concentraciones elevadas, conocidos como cañón de ozono. Estos generan al menos 0,05 ppm /5 minutos de comprobada eficacia como bactericida en la mayoría de patógenos.

A destacar también que el ozono en concentraciones adecuadas para ser biocida no puede ser usado en presencia de personas. Esto es debido a su alto poder oxidativo que podría ser irritante de mucosas y agravar problemas respiratorios existentes. Por ello, se ha de utilizar durante un tiempo limitado, en espacio cerrado.

Pasado un corto espacio de tiempo, debido al alto grado de inestabilidad del ozono, se vuelve a convertir en oxigeno que no produce problemas a nivel de la persona. Pudiendo, con ello, utilizar el espacio ya desinfectado en su totalidad.

cañones de ozono