Tal como hemos explicado en los blogs anteriores, tenemos diferentes causas por las que puede aparecer la celulitis. Además de las diferentes causas, según la problemática que predomine, tenemos diferentes tipos de celulitis. En este post os hablamos de cómo combatir la celulitis.

La “celulitis” al presentarse de distintas formas, la conducta a seguir variará. Así pues, es razonable pensar que el tiempo que se requiere para combatir la celulitis dependerá de:

  • el grado que presente el paciente
  • la cantidad de zonas afectadas
  • el tiempo transcurrido desde su aparición al inicio del tratamiento
  • la colaboración y constancia en el protocolo recomendado.

Si bien, en la actualidad no existen tratamientos que curen o eliminen la celulitis de forma definitiva, sí que podemos detener el proceso de aparición, combatirlo y atenuarlo. La utilización de forma sinérgica de diferentes técnicas terapéuticas (métodos mecánicos y físicos), su uso combinado, la repetición periódica, aumentan de forma exponencial los efectos. Pero ante todo hay que seguir las recomendaciones del profesional experto.

Cuanto más temprana sea la iniciación del tratamiento, más esperanzadores serán los resultados. En etapas tempranas puede obtenerse hasta un 70% de atenuación del proceso celulítico. En casos más severos y avanzados, se obtiene una respuesta positiva del 50% aproximadamente.

Nueve consejos para combatir la celulitis de forma efectiva:

Cuando se propone el abordaje terapéutico de la “celulitis” para conseguir su máxima efectividad, éstos deben ser complementados con una serie de medidas generales las cuales deben incluir:

1. El control de factores por los que surge de la “celulitis”.

Como, por ejemplo, el sedentarismo, hábitos tóxicos, ropa ajustada o uso de calzado incorrecto.

2. Establecimiento de medidas profilácticas.

Entre ellas, destaca una dieta adecuada, ejercicio aeróbico no impactante, DLM o mecánico.

3. Control de procesos de alteración a nivel psicológico: depresión, angustia…

4. Terapia de detoxificación que contribuya a reducir la cantidad de toxinas en el medio intersticial.

5. Utilización de sustancias activas efectivas en la microcirculación.

Con ello se conseguirá que:

  • Incrementen la resistencia de las paredes vasculares
  • Incidan en la permeabilidad capilar, reduciéndola
  • Activen la microcirculación
  • Y, mejoren la circulación sanguínea.

6. El drenaje linfático, ya sea manual o presoterapia, para depurar grasas, toxinas y líquidos retenidos.

Es de vital importancia para revertir el proceso en la evolución de la paniculopatía edematosa geloide. El drenaje linfático es efectivo tanto en signos visibles como en no visibles.

7. Utilizar principios activos capaces de facilitar la reabsorción del edema.

Y, por tanto, eliminar la retención líquidos de los espacios intersticiales.

8. También, usar principios activos que ejerzan acción sobre el tejido adiposo.

Que incrementen los procesos de lipolisis y activen el metabolismo de las grasas por el aumento del AMPc, responsable del aumento de lipasa que favorece la hidrólisis de los triglicéridos e inhibición de la fosfodiesterasa

9. Asimismo, el uso de sustancias activas que actúen sobre el tejido conectivo.

Así pues, podemos ver la importancia de tratar la circulación de retorno venoso y la eliminación linfática. Siempre en sinergia con otras técnicas para agilizar el proceso y combatir la celulitis de forma eficaz.

En el siguiente blog hablaremos de cómo combinar las diferentes formas de masaje o ciclos de la presoterapia, para ser más efectivo según el tipo de celulitis. También, diferenciaremos un problema como es la celulitis de una enfermedad denominada lipedema, que no responde a dietas ni a tratamientos estéticos pero que a veces se confunden por su apariencia.

 

combatir la celulitis con ballancer